martes, 4 de julio de 2017

326.- El miedo.


Es una manifestación interna ante una estimulación intensa externa. Esta respuesta es ante un peligro real o supuesto. Es la emoción humana más característica

El miedo es una manifestación interna del individuo ante una determinada estimulación externa, Esta estimulación puede ser de cualquier tipo como puede ser, una sombra, un ruido o cualquier cosa que está rodeando al individuo en esos momentos. Puede ser también un miedo psicológico, como puede ser el salir a la calle, encerrando al individuo dentro de su propia casa como si fuera una cascara y no salir de allí para nada, miedo a caminar por la calle, a ser atropellado, atracado o cualquier cosa. El miedo es psíquico, aunque puede producir efectos físicos como puede ser el dolor.
Las manifestaciones del miedo son muchas en el individuo, luchando para evitar ese miedo, puede faltarle el aliento, sensación de ahogo, mareos, aceleración del ritmo del corazón, sudoración, vómitos y temblores y, hace fluir la sangre a los músculos mayores, especialmente a las extremidades inferiores preparando al animal para el ataque o la huida. Son las manifestaciones más típicas ante el miedo en general. Dilata las pupilas para facilitar la admisión de luz y aumenta la actividad cerebral.
Fotografía perteneciente al contenedor de imágenes de Google.
Código: QueEsElMiedoYComoSeManifiestaPsicolgicaYFisiolgicamente_Ciencia_200480445-001_1440x900__thinkstock_photodisc
El miedo puede dejarte paralizado ante una situación que tuvieras que moverte rápidamente o actuar para salvar un problema, como podría ser ver venir a un toro, nos quedaríamos paralizados ante esto. Un mismo atraco produciría efectos similares en el individuo. Ante lo inevitable que es estar cruzando la calle y se te mete un coche encima, puedes quedarte clavado y paralizado por efecto de hormonas, como es la adrenalina. Este efecto paralizante puede ser importante en el mundo animal, debido a que este proporciona absoluta quietud ante un posible depredador, el cual puede pasar de largo sin que localice a esa presa.
Fotografía perteneciente al contenedor de imágenes de Google.
Código: Superar-El-Miedo-a-Través-de-la-PNL
Se nota que los animales tienen miedo por sus peculiares posturas, los perros meten su cola entre las piernas y los gatos esconden sus orejas hacia atrás erizando sus pelos, o pueden, en muchos casos, hacerse los muertos ante el predador. El papel fundamental del miedo no es otro que el de la supervivencia, pues su carencia nos pondría en peligro en muy poco tiempo. Es una emoción primaria, básica, desagradable y pasiva, que atraviesa el cuerpo y la mente. La versión más extrema del miedo es el terror, el cual no siempre es real. Las políticas autoritarias, son un ejemplo de ese terror, como fue el nazismo en las décadas 30 y 40 del siglo pasado o el autoritarismo y militarismo de países del sudeste asiático actual.




lunes, 5 de junio de 2017

325.- Gigantes de la naturaleza.


No es posible, y la evolución se encargó de ello, que pudiéramos encontrar moscas del tamaño de un ave, pero hace 65 millones de años, sí que había insectos gigantes

Gigantes en el mundo animal, depende de cómo lo veamos desde nuestro punto de vista. Si vemos una cucaracha o un mosquito en casa, lo primero que hacemos es intentar aplastarlos contra el suelo o las paredes, no te sientes mal por este comportamiento, pero si lo que tienes delante es un gato o un perro, la cosa cambia de forma radical, pues hay un cierto cariño con ellos y no lo mataríamos así. Esto es por el tamaño y el comportamiento de estos animales de compañía. No es posible, y la evolución se encargó de ello, que pudiéramos encontrar moscas del tamaño de un ave, por ejemplo. Si en su día, esto pudiera ocurrir, la especie humana estaría en clara desventaja y se extinguiría, si todos los insectos fueran de ese descomunal tamaño. Durante las etapas de dominio de los dinosaurios, hace 65 millones de años, sí que había insectos gigantes y, por lo tanto, en ese tiempo tuvieron su momento de esplendor, tuvieron su oportunidad y no se aprovechó.
Fotografía perteneciente al contenedor de imágenes de Google.
Código: animal-gigante14.

Animales los encontramos por todas partes, caminan, corren, gatean nadan o saltan en nuestro entorno, pero nos llama la atención cuando estos animales son enormes, como murciélagos, peces y otros animales de tamaños muy exagerados, que nos llaman mucho la atención. Ejemplo de ello son los caracoles gigantes de África, murciélagos de casi 4 kilos de peso y 2 metros de envergadura, el famoso sapo de caña oriundo de América central y del sur, el cual está causando graves problemas en Australia, con casi 40 centímetros de longitud.
Fotografía perteneciente al contenedor de imágenes de Google.
Código: animal-gigante 9.
Un ejemplo muy llamativo es la salamandra gigante de casi 2 metros, es el anfibio más grande del mundo, grillos gigantescos que no entran en la palma de la mano, o los cangrejos coco, del Índico y Pacífico de 5 kilos de peso, y el cangrejo araña de más de 20 kilos de peso. Para terminar este apartado, un ejemplo entre las ranas, la Goliat de África de medio metro de longitud y casi 4 kilos de peso. En el mar, encontramos medusas gigantes de 15 metros y 200 kilos de peso, cocodrilos marinos de casi siete metros, el pez gato de china de más de tres metros.

jueves, 4 de mayo de 2017

324.- Violencia y sexo en el mundo de los animales.


La violencia en el mundo animal, es un comportamiento ampliamente extendido en el mundo animal en general y, entre los mamíferos, en particular. El hombre, presenta una violencia y agresión frecuente, como ya ocurría en las especies que fueron nuestros ancestros.

La violencia y el sexo en el mundo animal, es un comportamiento ampliamente extendido en el mundo de los animales en general y, entre los mamíferos, en particular. Hay de todo, desde los que son pocos o nada violentos con otros individuos de su propia especie, hasta los que presentan una agresión muy frecuente. En el caso del hombre, presentamos una violencia y agresión frecuente, como ya ocurría en las especies que fueron nuestros ancestros. La agresión de baja intensidad o nula, se suele manifestar como comportamiento sexual exclusivo, caso de los los bonobos, los primates más cercanos a nosotros, desarrollan un comportamiento sexual y un código etológico muy variado, los hay homosexuales, bisexuales y heterosexuales en una misma comunidad, y no hay conflictos entre ellos, son los únicos junto a los humanos, que copulan cara a cara.
Fotografía perteneciente al contenedor de imágenes de Google.
Código de la imagen: o-INSEMINACIN-TRAUMTICA-570
Ejemplos típicos de violencia en el mundo animal, esta el comportamiento de los insectos, como por ejemplo la mantis religiosa, cuando el macho copula con la hembra, esta esperando el momento de enganchar con sus pinzas al macho para lo primero de todo, arrancarle la cabeza, produciendo un gran estímulo a este para la cópula, cuando el macho pierde la cabeza, los mensajes que inhiben el comportamiento sexual, quedan paralizados, y su cuerpo se convierte entonces en una endemoniada máquina de sexo. A medida que se va produciendo esta, la hembra devora al macho. Para trauma, un ejemplo muy bien estudiado es el del chinche de las camas, estos insectos que chupan la sangre, hincan su pene en cualquier lugar del cuerpo de la hembra, produciéndola una herida, distribuyéndose el esperma por todo el cuerpo de la hembra hasta alcanzar los ovarios, esta herida en algunos casos puede causarle la muerte. Hay muchos representantes que realizan prácticas similares, como arañas, escorpiones, mosquitos hembra,las arañas hembra, inyectan jugos gástricos en el macho, disolviendo sus entrañas mientras la esta los absorbe con verdadero placer, dejando completamente seco al macho.
Fotografía perteneciente al contenedor de imágenes de Google.
Código de la imagen: Hembra de mantis devorando al macho tras el apareamiento
Entre los mamíferos, el comportamiento más violento es el del elefante marino, el macho es mucho más grande que la hembra, y se puede considerar como una autentica violación la práctica de este durante la cópula con la hembra, sometiéndola de tal manera y con gran brutalidad que, en algunos casos se produce la muerte de esta por aplastamiento del macho. Otro ejemplo muy bien documentado y estudiado está en el mundo de los roedores, en concreto los ratones, cuyas hembras son cubiertas muchas veces a diario por el macho, con un comportamiento muy agresivo. En algunas especies de abejaruco, la violación es común, en el ansar nival, la situación es semejante, siendo violadas por los machos vecinos.
Fotografía perteneciente al contenedor de imágenes de Google.
Código de la imagen: Elefante marino
No es raro el contacto violento entre animales del mismo sexo, estos contactos carnales violentos, están documentados en más de 1500 especies de animales, y son reiterados en por lo menos 500. Ejemplos los tenemos entre leones macho en la sabana Sudafricana, ballenas, lagartijas, jirafas, pingüinos, periquitos, cisnes negros, etc. Tampoco es raro el comportamiento interespecífico violento entre dos especies muy distanciadas, casos documentados como la violación de pingüinos por parte de las focas, documentado por científicos de la Universidad de Pretoria en Sudáfrica, la foca ya no es ese animalito entrañable y tan simpático.


sábado, 1 de abril de 2017

323.- Las guerras en la naturaleza



Las guerras en la naturaleza, también, están basadas en el engaño del enemigo. Nuestros primos, los chimpancés, también entablan conflictos y ataques entre distintos clanes, que terminan en auténticas carnicerías.

Las guerras en la naturaleza no son ocasionales, es la normalidad. Un ejemplo claro de estos conflictos lo presentan las hormigas, guerras donde hay ataques y muertos, perfectamente coordinados por parte de los atacantes y manteniendo al otro hormiguero perdedor en un estado de rehén para el beneficio propio del ganador de la contienda. Entre los animales, la guerra siempre es cuerpo a cuerpo, no hay otra. En los humanos también lo fue cuando no existían armas poderosas que podían disparar a distancia, se llegaba al cuerpo a cuerpo entre los soldados, incluso el jefe del grupo o el mismo rey, se exponía a morir de un lanzazo en combate.
Fotografía perteneciente al contenedor de imágenes de Google.
Código: chimpance-uganda.jpg.imgw.1280.1280.
Las hormigas y otros insectos como las avispas, hacen estas guerras por poder, esclavizando al vencido, como sería atrapar y paralizar a sus enemigos o bombardearlos con ácido fórmico lo mismo que ocurre con las guerras entre los hombres, vencer al enemigo y deprimirlo lo mas pronto posible.. Esto también lo podemos ver en grupos mucho más evolucionados y próximos a nosotros como son los chimpancés, estos se unen en tropas y se arman con palos y piedras para acorralar y atacar a grupos vecinos, mientras unos acorralan al grupo, otros les esperan con palos y piedras y les golpean hasta llegar a matar a los rivales.
Fotografía perteneciente al contenedor de imágenes de Google.
Código: Hormigas-Gabon-Rouvin-Wikimedia-Commons_425067494_98627_667x375
En el Parque Gombe, en Tanzania, hace más de cuarenta años comenzó un conflico entre los primates no humanos que fue documentado por la naturalista Jane Goodall. Un grupo de ocho chimpancés ataco a un joven con gran violencia y salvaje fuerza sobre la espalda del chimpancé, durante diez minutos. Tengamos en cuenta que un chimpancé, tiene cuatro veces más fuerza que un hombre. Lógicamente, tras la paliza, este individuo murió. Tres años después de este ataque, todos los miembros de su clan habían sido aniquilados de forma brutal, en esta guerra entre los dos clanes de chimpancés. Es por lo tanto, una estrategia más para lograr el dominio sobre los grupos vecinos, ampliando de esta manera su territorio.

Otro ejemplo son los suricatas, los cuales ante la falta de recursos para su alimentación, invaden el territorio de sus vecinos, si estos son inferiores en número. Muerden y matan a sus rivales vecinos, incluso a las crías si estas no están protegidas